Peso Depreciado No Impulsó Exportaciones

El INEGI dio a conocer que las exportaciones de productos manufacturados, que representan el 90 por ciento de las exportaciones totales de México, cayeron un 6.5 por ciento en marzo respecto al mismo mes del año 2015.

 

El desplome fue liderado por las exportaciones de la industria automotriz que representaron una deducción del 10 por ciento.

 

Las importaciones de bienes intermedios, equipos y máquinas y todos los componentes clave para la fabricación de las exportaciones también cayeron en marzo, lo que contribuyó a un superávit comercial de 155 millones de dólares, positivo pero un 67 por ciento inferior frente al mismo periodo de 2015, cuando se llegó a los 470 millones de dólares.

 

En lo que respecta a las exportaciones petroleras, en el tercer mes de 2016 cayeron 39.6 por ciento, lo que representó su cuarta caída consecutiva.

 

La balanza comercial de México presentó un déficit comercial de 4 mil 11 millones de dólares en el primer trimestre del 2016, principalmente por la caída en las exportaciones petroleras que registraron una disminución anual del 44.8 por ciento.

 

En diciembre, las exportaciones petroleras se desplomaron un 50.8 por ciento; en enero un 49 por ciento y en febrero 45.8 por ciento. En todo 2015 cayeron un 45 por ciento. El epicentro de la picada es al inicio de 2014, cuando se ingresaban alrededor de 4 mil millones de dólares por el petróleo, pero comenzaron los bajos precios del barril que hasta hoy siguen en niveles de hace casi 12 años.

 

Los especialistas mencionan que una forma de que la moneda mexicana gane terreno frente al dólar es que México fabrique productos más competitivos, sin embargo, dicen que la reacción ha sido lenta por parte del gobierno debido a la estrecha sincronización de los Estados Unidos y los ciclos económicos del país.

 

“Hay una debilidad en el comercio en general”, dijo Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays México en entrevista para EconomíaHoy.mx.

– “Las exportaciones manufactureras no están creciendo lo suficiente”-, añadió.

 

El analista señaló que “precisamente por el tema de la manufactura” el pronóstico de crecimiento para México en 2016 es de un 2.2 por ciento, por debajo de la estimación del Gobierno Federal, de entre 2.6 y 3.6 por ciento.

 

Un análisis reciente del Banco de México (Banxico) mostró que la demanda de componentes mexicanos en el sector de la exportación de Estados Unidos tiene más impacto a corto plazo en las exportaciones mexicanas que los cambios en el tipo de cambio peso-dólar.

 

-“La apreciación general del dólar de Estados Unidos y sus efectos negativos sobre las exportaciones de Estados Unidos parece tener a las exportaciones mexicanas afectadas”-, dijo el Banco Central en un informe de marzo.

 

Después de que el peso alcanzó su punto más bajo, cuando el dólar se vendió en 19.4485 por unidad a principios de febrero, la moneda mexicana se ha recuperado y recientemente se negocia entre los 17.50 y 17.70.

 

A pesar de la caída de las exportaciones, en la cuota de mercado de importación México se mantiene en un nivel récord. Para los productos manufacturados está cerca de un 14%. -“Un indicador de que México no está perdiendo competitividad”-, dijo Luis Arcentales, economista para América Latina de Morgan Stanley.

 

navieros-2

 

Fuente:

mexicoexport.com